CABAÑUELAS

Con el mes de agosto, se pusieron en marcha las cabañuelas.

Este es uno de los métodos tradicionales de previsión meteorológica a largo plazo, de origen medieval.

El día 1 de agosto es conocido como la Clave del Año, con los datos del día en teoría podemos saber cómo será el siguiente año, caluroso, seco, lluvioso…

Así el día 2 de agosto nos dará las claves para el mes de enero del siguiente año y el 3 de agosto para febrero…y llegamos al día 13 de agosto que nos dirá como va a ser el mes de diciembre del siguiente año.

A partir del día 14 se hacen las cabañuelas a la inversa (retornas), es decir, a partir del día 14 de agosto volverá a representarnos el tiempo del mes de diciembre del siguiente año, el 15 el mes de noviembre y así hasta el 26 que volverá a darnos las características del mes de enero, vienen a confirmar las anteriores o a completarlas.

Las cabañuelas no tienen ninguna base científica demostrada pero no deberíamos perder esa tradición ya que supone una enorme fuente de datos, trasmitidos oralmente. Una fuente de sabiduría popular, similar a la del refranero que no hay que menospreciar.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s