JOTA DE LOS COLORINES

jota colorines[1]
partitura colorines[1]
La Jota de los colorines es una alegre y pegadiza jotilla originaria de Cabeza del Buey, recogida por D. Manuel Núñez y que aparece en el tomo II del “Cancionero Popular de Extremadura” de D. Bonifacio Gil (Pags. 797-798). Además, aparece en otros cancioneros regionales, como el “Cancionero Popular Extremeño” de D. Emilio González Barroso. Posteriormente, ya a finales de siglo XX, sería nuevamente recopilada junto a otras muchas canciones populares por los maestros D. Manuel Muñoz Núñez y D. Santiago González González, con el fin de conformar un cancionero, proyecto que gracias a la Asociación Cultural Juvenil Barbuquejo se ha materializado bajo el título de “Cancionero de Cabeza del Buey y la Serena Este”.

Se conocen diversas versiones de la jota, donde se cambian motivos musicales, o parte de la letra de la propia canción, con añadiduras o modificaciones fruto de los vaivenes de la transmisión oral, algo que incluso ha derivado en ciertas divergencias sobre la procedencia de la jota.

Cabe mencionar, que se trata de una pieza muy conocida, sobre todo en el entorno de Cabeza del Buey, en las comarcas de la Serena y la Siberia, si bien, también es muy popular en la vecina comarca de los Pedroches (Córdoba), y más concretamente en la localidad de Belalcázar donde el folklore y las raíces extremeñas aún son muy patentes.

La jota de los colorines, ha corrido la suerte de perdurar en el tiempo escapando de la censura a la que fueron sometidas muchas de las piezas del folklore regional en la época de la dictadura, siendo incluso promocionada por la “Sección Femenina”, en la cual se le añadieron unos pasos de baile muy básicos que son los que actualmente conocemos.

Ya en los años 80’ y 90’, la jota fue nuevamente puesta en valor a través del trabajo de Don Manuel Muñoz Núñez, maestro del Colegio Público Extremadura de Cabeza del Buey, quien con arduo y exitoso esfuerzo formó con los alumnos de dicho colegio un coro de folklore extremeño, participando en multitud de festivales y certámenes regionales, e interpretando esta jota en lugares como Azuaga (1986) y Galisteo (1987), donde se celebraban respectivamente la “Semana de Extremadura en la Escuela”. Cabe destacar de estas fechas la labor de las maestras de dicho colegio, Doña Carmen Severino y Purificación González, que dotaron a la jotilla de nuevos pasos de baile para grupos infantiles de alumnos.

Actualmente, la Jota de los Colorines, así como tantas otras piezas de la tradición oral caputbovense, ocupa un lugar notorio en el repertorio de la Asociación Cultural Juvenil Barbuquejo, quien hoy asume el reto y a la vez el privilegio de custodiar, mantener y difundir el folklore local de Cabeza del Buey y de la Serena, dentro y fuera de nuestra región.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s